A+ A A-

Breve biografía y semblanza del Beato José Gabriel del Rosario Brochero

Cura Brochero- Julio InarconaEduardo Casas

José Gabriel del Rosario Brochero, sacerdote católico del clero diocesano, nació el 16 de Marzo de 1840 en las cercanías de Santa Rosa del Río Primero (Córdoba). Era el cuarto de diez hermanos, que vivían de las tareas rurales de su padre. Creció en el seno de una familia de profunda vida cristiana. Dos de sus hermanas fueron religiosas del Huerto. A los 16 años entró al Colegio Seminario Ntra. Sra. de Loreto el 5 de marzo de 1856. En las aulas de la Universidad Nacional de Córdoba cursó sus estudios filosóficos y teológicos, ya que en sus orígenes dicha Universidad estuvo ligada a la Iglesia a través de la Compañía de Jesús (Jesuitas) y luego de los Franciscanos. Cursados sus estudios fue ordenado presbítero el 4 de noviembre de 1866 por el Obispo José Vicente Ramírez de Arellano. Lo nombraron Prefecto de Estudios del Seminario, obtuvo el título de Maestro en filosofía por la Universidad de Córdoba y trabajó en la Catedral de Córdoba. Desempeñó su ministerio sacerdotal durante una epidemia de cólera que devastó la ciudad.

En 1869 fue destinado a Traslasierra. A fines de 1869 asumió el extenso Curato de San Alberto de 4.336 kilómetros cuadrados. Con poco más de 10.000 habitantes que vivían en lugares distantes sin caminos y sin escuelas. Incomunicados por las Sierras Grandes de más de 2.000 metros de altura. El estado moral y la indigencia material de sus habitantes eran lamentables. Al año siguiente de llegar, comenzó a llevar a hombres y mujeres a Córdoba, para hacer los Ejercicios Espirituales. Recorrer los 200 kilómetros requería tres días a lomo de mula, en caravanas que muchas veces superaban las quinientas personas. Más de una vez fueron sorprendidos por fuertes tormentas de nieve. Al regresar, luego de nueve días de silencio, oración y penitencia sus fieles iban cambiando de vida, siguiendo el Evangelio y buscando el desarrollo y avance de la zona.

En 1875, con la ayuda de sus fieles, comenzó la construcción de la Casa de Ejercicios de la entonces Villa del Tránsito (localidad que hoy lleva su nombre). Fue inaugurada en 1877 con tandas que superaron las 700 personas, pasando por la misma, durante el ministerio parroquial del Siervo de Dios, más 40.000 personas. Promocionó la vida espiritual de sus fieles mediante los retiros ignacianos para hombres y mujeres de su parroquia, de las provincias de Córdoba y Santiago del Estero. Para complemento de su obra espiritual con los ejercicios construyó la casa para las religiosas, el Colegio de niñas y la residencia para los sacerdotes.

No fue un político, aunque tuvo contacto con la política de su tiempo como lo revelan sus cartas. Sin embargo, como sacerdote fue más visionario y emprendedor que muchos políticos. Con sus feligreses construyó más de 200 kilómetros de caminos y varias iglesias, fundó pueblos y se preocupó por la educación de todos. Solicitó ante las autoridades y obtuvo mensajerías, oficinas de correo y estafetas telegráficas. Hizo acueductos y proyectó el ramal ferroviario que atravesaría el Valle de Traslasierra uniendo Villa Dolores y Soto para sacar a sus queridos serranos de la pobreza en que se encontraban.  

Predicó el Evangelio asumiendo el lenguaje de sus fieles para hacerlo comprensible a sus oyentes. Celebró los sacramentos, llevando siempre lo necesario para la Misa en su mula. Ningún enfermo quedaba sin los sacramentos, para lo cual ni la lluvia ni el frío lo detenían. Fue un promotor de la dignidad humana, los derechos humanos y la calidad de vida de su gente. Tuvo un gran celo apostólico y misionero. En cada paraje que visitaba iba a buscar o se hospedaba entre los más alejados de la fe o los de peor reputación. Cuando alguno de sus parroquianos intentaba criticar esta práctica, él solía decir que ésa era la costumbre de Jesús, siempre buscando a la oveja perdida. 

Ya enfermo de lepra, renunció al Curato, viviendo unos años con sus hermanas, en su pueblo natal. Sus fieles no podían olvidarlo. Respondiendo a la solicitud de sus antiguos parroquianos, regresó a su casa de Villa del Tránsito, aunque ya no fue lo mismo. Sus parroquianos, por temor a la lepra, poco se acercaban. Murió solo, viejo, pobre, ciego y leproso el 26 de enero de 1914.

Pocos días después de su muerte, el diario católico de Córdoba escribe: "Es sabido que el Cura Brochero contrajo la enfermedad que lo ha llevado a la tumba porque visitaba largo y hasta abrazaba a un leproso abandonado por ahí".

En José Gabriel brillan muchas virtudes heroicas en su gran humanidad: coherencia, integridad, pobreza, valor de la palabra dada, cercanía y sencillez en el trato, solidaridad, fervor apostólico, contemplación, humildad y despojo. Vivió una fe encarnada. Fue un líder y un indiscutible referente  entre los suyos.

Fue declarado venerable por el beato papa Juan Pablo II en el año 2004. En mayo del año 2012 una junta médica declaró milagrosa la recuperación de un niño que estaba al borde de la muerte y cuya sanación se atribuyó a la intercesión del cura Brochero. En septiembre del mismo año se confirmó el milagro por parte de una junta de obispos y cardenales con la correspondiente bula del papa Benedicto XVI. El 14 de septiembre del año 2013 será beatificado en la misa celebrada en el Cerro de la Cruz donde se levanta el monumento al Sagrado Corazón de Jesús, predio ubicado a 700 metros al oeste de la plaza principal de Villa Cura Brochero. La santa misa será presidida por el Cardenal Ángelo Amato, Prefecto de la Congregación para la Causa de los Santos y Delegado de su Santidad, el Papa Francisco.

José Gabriel del Rosario aumenta la lista de cordobeses santos.  Anteriormente, fueron declarados venerables Fray León Torres, fundador de la congregación de Hermanas Mercedarias del Niño Jesús,  Catalina de Rodríguez, fundadora de la congregación de las Esclavas de Jesús y Madre Tránsito Cabanillas, quien fue declarada beata en julio de 2002.

Preguntas para compartir.

1-      ¿Qué rasgos del perfil humano, cristiano y sacerdotal del Cura Brochero te parece más actual en las circunstancias presentes? ¿Por qué?

2-      ¿Qué características de la identidad cordobesa descubres en el perfil del Cura Brochero?

3-      ¿Cómo se puede integrar equilibradamente el afán misionero y evangelizador con los deseos de promoción humana y solidaridad sin caer en espiritualismos, por un lado, y en secularismos por otro?

4-      ¿Cómo podemos trabajar en la escuela el evento de la beatificación del Cura Brochero pastoralmente?

Oración en acción de gracias por la beatificación

de José Gabriel del Rosario Brochero

 

Señor Jesús

te damos gracias por la beatificación del sacerdote José Gabriel Brochero.

 

En él descubrimos un modelo de sabiduría cristiana,

un ejemplo de sencillez evangélica,

un pastor comprometido y un maestro de evangelización,

promoción humana, solidaridad y ciudadanía.

 

En él brilla lo más hermoso de los valores de nuestra cultura de Córdoba.

 

Haz que cada uno de nosotros pueda inspirarse en tu Evangelio

para que podamos, como este sacerdote,

encontrar lo más valioso de nosotros mismos

y ponerlo al servicio de las necesidades de los demás.

 

Amén. 

Servicios JAEC

  1. Asesoramiento Pastoral - Pedagógico - Institucional - Legal - Integral - Económico Contable - Departamentos de Orientación.
  2. Trabajo en redes con los colegios y otros sectores de la sociedad.
  3. Editorial propia: Publicaciones pedagógicas, pastorales y educativas.
  4. Departamento de Compras Comunitarias.
  5. Boletín Informativo Semanal Gratuito.
  6. Sitio web actualizado.
  7. Capacitación TIC.
  8. Bolsa de Trabajo.

Contacto JAEC

logo JAEC chico

Av. Velez Sarsfield 891, Córdoba, Capital.
Mail: contactos@jaeccba.org.ar
Telefonos: (0351) 4212172 - (0351) 4284612 - (0351) 4280230

Sign In or Create Account